Sufro de Rosácea

abril 23, 2020

Sufro de Rosácea

Son cada vez más las personas que sufren de Rosácea y están condicionadas a utilizar productos especiales, ya que todo les da alergia, les provoca irritación o incluso acné. ¿Eres una de ellas? ¿Crees tener rosácea? Descubre de qué se trata y cómo manejarla.

Rosácea y tratamiento

 ¿Qué es la rosácea?

La rosácea es una enfermedad crónica que afecta a la piel, causando inflamación, enrojecimiento y en algunos casos, incluso se hacen visibles los vasos sanguíneos de la piel. Generalmente se produce en la zona del rostro, ojos y cuello. Es una condición que afecta más a mujeres de mediana edad, que a hombres. Algunos de los síntomas son: enrojecimiento de la zona central de la cara, desarrollo de granos y acné, ojos rojos, hinchados e irritados. En casos extremos, la Rosácea puede producir un engrosamiento de la piel de la nariz, generando una enfermedad conocida como Rinofima.

 ¿Cómo se previene?

La rosácea no es una condición que se pueda prevenir. De hecho, un 10% de la población mundial la padece. Su origen aún no está determinado, pero se cree que es una combinación de factores hereditarios y ambientales. Dentro de los factores ambientales que pueden afectar a desarrollar rosácea, están el sudor del ejercicio, productos cosméticos, el sol, algunos medicamentos que dilaten los vasos sanguíneos, entre otros.

¿De qué forma se puede tratar la rosácea?

El tratamiento dependerá del grado de Rosácea que desarrolles. Para algunos solo se requiere de una limpieza de cutis más profunda, para otros el uso de medicamentos. Lo importante es poder anteponerse a los síntomas y tratar de actuar antes de que aumenten y sigan evolucionando.

Algunas formas de combatir la rosácea, son las siguientes:

  • Limpia bien tu rostro y cuello.

Utiliza productos de limpieza que estén indicados para pieles sensibles o especiales para pieles con rosácea. Si aún así te genera irritación, es mejor preguntar a tú médico por un producto especial para el caso.

  • Reduce el enrojecimiento.

La rosácea trae mucha incomodidad y a veces dolor en la piel. Se puede optar por cremas o geles que alivien la irritación trabajando sobre los vasos sanguíneos. Además, es importante hidratar la piel para que pueda descansar y evitar la picazón. Y por supuesto, siempre usar factor solar para proteger la piel de la radiación UV.

  • Consulta a tu dermatólogo
Siempre debes consultar a tu médico por un tratamiento personalizado, que sea adecuado y responda a tus necesidades y síntomas. Cuando ya la limpieza o las cremas no logran disminuir la rosácea, muchos dermatólogos optan por recetar medicamentos o antibióticos que puedan frenar la situación más rápido.
  • Cuida tu alimentación

Aunque no lo creas, la alimentación también juega un importante rol en el cuidado de tu piel. Se ha estudiado que hay algunos alimentos que tienen un efecto en la piel y en el desarrollo de la Rosácea. Debes evitar comer comidas picantes y grasas, café, alcohol y tabaco.

Si tienes rosácea no te estreses, esta condición va y vuelve y hay que aprender a convivir con ella.

 


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Suscríbete a nuestro Newsletter